Chicago es una ciudad fabulosa, con una vida artística y cultural muy rica. Tiene las ventajas de las grandes ciudades en cuanto a variedad y opciones, pero al mismo tiempo el lago y la arquitectura de las distintas zonas de la ciudad te da la tranquilidad de localidades más pequeñas. Lo que más he llegado a amar aquí en estos meses es la amplitud de los espacios, los parques y jardines y ahora que ya llegó la primavera, la naturaleza brillante que invade todos los rincones.

Mi vida ha cambiado radicalmente y la mayoría de las veces me dejo sorprender y me dejo llevar por planes de última hora que, muchas veces, son los más inesperados y los que mejor salen. ¡Y uno de esos planes surgió anoche y de la nada se ha convertido en uno de aquellos recuerdos que quieres guardar en una cápsula de cristal para siempre!

A pesar de que Prince ya no esté en este mundo, su espíritu esta más vivo que nunca en los corazones de los amantes de su música. Y esto quedó patente durante el concierto que tuvo lugar ayer en la sala Metro de Chicago, un espectáculo durante el cual el público cantó, lloró y animó sin descanso a la antigua banda del artista, The Revolution.

The Revolution @Metro Chicago

Aparte de tocar canciones míticas como Purple Rain o controvertidas como Erotic City, hubo un momento de máxima emoción cuando Wendy Melvoin se quedó sola en el escenario y empezó a tocar la canción “Sometimes it snows in April”. Consiguió transmitir tanta emoción con esta sola canción que la sala entera se llenó de lágrimas, incluidas las de la cantante. Oír al público decirle “Go girl! You can do this!” para ayudarla terminar la canción y ver a la gente a lado mío sumida en un silencioso llanto me hizo sentirme muy pequeña, pero al mismo tiempo feliz de estar allí y vivir ese momento.

Gracias a este concierto, he aprendido mucho sobre su música y he descubierto canciones menos conocidas con una calidad impecable. Sin duda fue un transgresor, rompió las reglas, rompió estereotipos y se atrevió a ser original y único.

La guitarrista Wendy Melvoin, los tecladistas Lisa Coleman y Matt Fink, bajista Mark Brown (aka Brownmark) y Robert Rivkin (Bobby Z) percusión, dieron un espectáculo digno del Principe, un tributo a su música y a su estrella. Este concierto es solo uno de la mini-gira que están haciendo por EEUU y si tenéis la oportunidad de ir, no dudarlo ni un segundo.

Sus próximos conciertos serán:

Abril27 Fillmore Silver Springs Baltimore, MD

Abril 28 BB Kings New York, NY

Abril 29 TLA Philadelphia, PA

Mayo 03 Webster Hall New York, NY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s